La mayor estafa conocida con 'cookie stuffing': 35 millones de dólares como afiliados en eBay

votar
Las estafas en la publicidad web no son hechos aislados, recientemente os había comentado acerca de la red Chameleon. Esta, habría estafado millones a varias plataformas de publicidad a través de visitas que aumentaban el valor para los anuncios de determinadas páginas y cuyo "beneficiario" parece que no se puede conocer con certeza.



Creo que no todos tenéis constancia del programa de afiliados de eBay. Con este programa de afiliación los bloggers y otros propietarios de sitios web pueden insertar enlaces a la plataforma de subastas para llevar tráfico a cambio de una compensación económica por cada venta realizada con éxito, además de por cada registro que se lleve a cabo en el portal.

Recuerda que puedes disfrutar del programa de afiliados de eBay desde Skimlinks, herramientas que insertan enlaces a eBay automáticamente por ti en tu blog y además te permite compartirlos en las redes sociales, entre otras opciones más que recomendables.

La historia a continuación, y para desgracia de ellos, tiene a sus autores demandados e identificados. Se trataría de Shawn Hogan y de Brian Dunning, los cuales eran los mayores vendedores del programa de afiliación de eBay hasta el momento. Los datos añadidos proceden de los blogs personales de los demandados y de los documentos judiciales, civiles y penales presentados en litigios por eBay y el FBI.

Antiguos conocidos...

Recientemente eBay denunció a Hogan acusándolo de fraude. Pero eBay también apuntó a Brian Dunning, el segundo mayor vendedor afiliado de eBay. Entre ambos demandados se atribuían unas ventas de las cuales no eran realmente responsables.




Desde el año 2006, eBay había estado colaborando con el FBI monitorizando el tráfico de Hogan a través de un software - una operación encubierta que la compañia llamó "Trip Wire." según revela Bussines Insider en un extenso artículo.

eBay había pagado a Hogan y Dunning un total de 35 millones de dólares en comisiones en los últimos años. ¿Cómo lo hacían?. Pues el truco estaba en la implementación de una técnica llamada cookie stuffing que hace uso de cookies de seguimiento modificadas que hábilmente incorporaban a los ordenadores de personas ajenas.

El gran mercado que es ebay

Hogan recibió la cifra de 28 millones en comisiones de ventas por el marketing de afiliados de eBay, mientras Dunning había ganado 7 millones. Son cifras astronómicas. Demasiado buenas para ser verdad, pero eBay mueve mucho más dinero entre sus afiliados.

eBay reparte actualmente alrededor de 70 millones de dólares anuales entre sus 26.000 vendedores pertenecientes al programa de afiliados, de acuerdo con documentos aportados a la corte. El pago promedio es de alrededor de 2.700 dólares al año. Sólo Hogan recibía en torno al 15% del pago total de eBay.

El FBI ha señalado en su informe sobre el registro de su casa: "Dijo que gana de 10.000 a 15.000$ por mes con los anuncios de Google, de 1,1 a 1,5 millones de dólares al mes en eBay y aproximadamente de 8.000 a 10.000$ también al mes con Wester Union. Hogan también afirmó que el dinero de estos programas de afiliados le ha hecho perezoso para otra cosas".

Cómo se cernió la trampa

Según el relató Dunning durante su interrogatorio con el FBI, ambos imputados llegaron a la conclusión de comenzar su estrategia de cookies falsas durante una partida al World of Warcraft. Esto ocurrió en el 2006. Habían discutido sobre técnicas de enmascaramiento para la actividad que parecía que eBay permitía su uso e incluso incentivaba.

Hogan y Dunning se convirtieron en afiliado de eBay en el año 1999 y 2000, respectivamente. Hogan es un poco famoso y tiene un blog llamado "Club de Fans Shawn Hogan", así como un página en la Wikipedia. Incluso en una ocasión fue aclamado como un "héroe" por la revista Wired por enfrentarse a la industria del cine cuando esta lo demandó por la piratería después de que se descargase una película.

Por el contrario Dunning, de 48 años, es el más "típico" de los dos. Está casado y tiene dos hijos. Este se habría labrado un camino como una personalidad en un podcast sobre temas de ciencia y escepticismo.

Ambos se conocieron en torno al 2003, ya que se movían en círculos similares y eran esencialmente competidores. Dunning desarrolló un widget llamado WhoLinked que los bloggers pueden instalar en sus sitios y permite conocer quien te enlaza. Hogan también creó un widget similar, llamado Geo Visitors, que en este caso mostraba las ubicaciones de los usuarios de la página web en un mapa.

Según el FBI, ambas aplicaciones se dedican al "cookie stuffing." Cualquier persona que hiciese clic en ellos podría recibir una cookie de seguimiento. Si, posteriormente (sin haber borrado las cookies), estas visitas iban a eBay y generaban algún ingres o se registraban, entonces la cookie darían la señal para que Hogan y Dunning se llevasen la comisión correspondiente.

Ambos widgets se extendieron a lo largo y ancho entre bloggers aficionados y creadores de páginas web. El widget de Hogan llegó a copiar 650.000 cookies de eBay según los datos aportados por el portal de subastas. El widget de Dunning insertó otras 20.000 cookies. Hogan y Dunning cobraban realmente de casualidad. Simplemente distribuían sus cookies al azar y alguna de las victimas inevitablemente terminaban en eBay.

Cómo los descubrieron

Gracias a la tampra que eBay tendido a los dos hombres. Llamaron a la trampa "Trip-Wire." La compañía se dio cuenta de que cuando un usuario hacía clic en cualquiera de ambos widgets, el sistema de eBay enviaba una cookie al usuario, pero nada más. Los usuarios "reales" - la gente que compara y compra - pasa algún tiempo en el sitio.

El gato de Hogan posando para el FBI

eBay estuvo instalando un pequeño fichero "gif" de seguimiento en su página principal. Un archivo gif de seguimiento es simplemente un archivo de imagen gif pero de 1 sólo píxel, lo que lo hace invisible sobre un fondo del mismo color. El gif funciona con cualquier usuario que llega a eBay y pasa el tiempo mirando mercancía para la venta. Los usuarios que recibían las cookies de eBay de los widgets de  Hogan y Dunning no recogían el gif. eBay era capaz de saber inmediatamente cómo muchos de los usuarios de Hogan y de Dunning en realidad había pasado tiempo en el sitio cuando llegaron con la cookie de eBay. Alrededor del 99% de su tráfico era falso, fueron los datos que arrojaron el gif de eBay.


El informador

De hecho, eBay podría no haber descubierto el esquema hasta que el hermano de Dunning, Todd, delató a Hogan a principios de 2006. Este llamó a eBay y alegó que Hogan estaba defraudando a la empresa por medio de las cookies. Entonces, la empresa pidió a Ben Edelman, consultor especializado en fraude de marketing de afiliados, que investigase el asunto. Inicialmente, de acuerdo con documentos presentados en la corte, Edelman no detectó irregularidades evidentes, y eBay concluyó que la llamada de Todd Dunning fue el resultado de las luchas internas de competencia entre Brian Dunning y Hogan. Todd Dunning estaba en la nómina de Brian.

Para darle una vuelta de tuerca al asunto, Hogan relató en una entrada de su blog en el 2010 que eBay y Edelman estaban con él e incluso conocían y apoyaban sus métodos. En breves palabras; "eBay lo presionó para mantener el tráfico que recibía". Cenas secretas y jets privados también se mencionan en el artículo original.

La red se amplía

Dunning protestó por el trato que recibió, también en una entrada de su blog:
Algunos bloggers y comentaristas han afirmado que yo personalmente hice cantidades escandalosas de dinero. Esta es demostrablemente falso. Aunque me fue bien durante la mayor parte del año, la mayor parte del dinero que se menciona fue ganado por otro afiliado, y el trozo se dividió en diversos sectores circulares. Yo sólo tenía uno de esos sectores, a pesar de ser el único acusado penalmente de nuestra compañía.

eBay ha ampliado las demandas desde entonces. Un hombre de Las Vegas, Christopher Kennedy, fue sentenciado a seis meses de prisión por vender un kit de relleno de cookies para defraudar a eBay. En Estados Unidos el cookie stuffing pueden desencadenar cargos criminales y muchos usuarios no son conscientes de esto. Todavía no han sido condenados, pero ambos se enfrentan a penas de hasta 20 años de prisión.


Independientemente de la inocencia o culpabilidad de Hogan y Dunning, el hecho de que el Procurador EE.UU. considere el relleno de cookies un acto penal debe ser una llamada de atención para la industria. De hecho, y no creo que sea simple coincidencia, se están haciendo esfuerzos para regular el uso de estas cookies en la industria europea.


Relacionado: Cómo formar parte del programa de afiliados de Ebay

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario tiene valor, dedícale unos minutos y repásalo. Si tiene faltas de gramaticales o de ortografía lo borraré. Respondo a todos así que si tienes dudas no repares en preguntar.

Si esperas respuesta acuérdate de marcar el botón de 'Avisarme'.

Y RECUERDA: Para mantener las conversaciones legibles usa correctamente el botón COMENTAR o RESPONDER cuando proceda. Muchas gracias.

Más de 2000 suscriptores reciben las entradas en su correo

Vía FeedBurner. Introduce tu dirección de correo electrónico y confirma el mensaje que te llegue.